Buscar este blog

* indicates required
Sí, te estás suscribiendo a mi lista de mail, pero no te preocupes, yo también odio el spam. Además, puedes desuscribirte cuando quieras.

El taxi



Cuento_El_taxi
 
   Ya era de día, pero las veredas aún estaban desiertas.
   «Qué raro», pensó Teresa mientras salía de su edificio y entraba en el taxi que la esperaba.
   Trabó la puerta, subió la ventana y, recién entonces, saludó al chofer.
   —¿Sabe a dónde vamos?
   El taxista asintió en silencio y arrancó. Teresa se acomodó en el asiento, mirando hacia todos lados. Tampoco había autos en la calle. Se fijó la hora: eran las ocho de la mañana.
   «¿Dónde estarán todos?» se preguntó y echó otro vistazo al reloj y sacó el celular de la cartera. Allí también eran las ocho, y dos minutos. «¿Me habré equivocado de día?»
   —Hoy… —dijo lentamente, pero cambió de idea—, mañana va a ser un lindo sábado, ¿no cree?
   Esperó ansiosa la confirmación del taxista, pero éste nuevamente solo se limitó a asentir.
   Llegaron hasta el primer semáforo, que se puso en rojo al instante. Teresa se removía en su asiento. La avenida estaba vacía, ni siquiera había negocios abiertos. ¿Serían realmente las ocho de la mañana? El sol decía que sí. ¿Sería realmente viernes…? Pero, aunque no lo fuera…
   «Tendría que haber gente en la calle, negocios abiertos», pensó.
   El semáforo cambió a verde y reasumieron la marcha. Avanzaban con lentitud, a pesar de tener todo el espacio para ellos. A las dos cuadras, los volvió a parar la luz roja. Teresa no se resistió más.
   —¿No le parece raro que esté todo tan vacío?
   El conductor la miró por el espejo retrovisor y sonrió ligeramente. Teresa esperó una respuesta en vano, hasta que el auto arrancó otra vez. Entonces buscó en la agenda de su celular alguien a quien pudiera molestar a esa hora, alguien con quien hablar. Encontró al número de una compañera de trabajo, que ya debería estar levantada.
   Llamó. El tono sonó varias veces y luego la envió a la casilla de mensajes. Teresa cortó y se dedicó a mirar por la ventana, con el celular aferrado.
Las cuadras pasaban sin cambios, todas en silencio y con los negocios cerrados. Twittea 

   Las cuadras pasaban sin cambios, todas en silencio y con los negocios cerrados. Pararon en otro semáforo. Teresa daba golpecitos con el dedo al celular, el taxista cada tanto la miraba por el espejo. Teresa abrió el celular y marcó de nuevo. Otra vez terminó en la casilla de mensajes. Cerró el celular de un golpe y dio una ojeada a su alrededor, el semáforo estaba en verde.
   Miró al chofer, pero el hombre no daba indicaciones de arrancar.
   —¿Pasa algo? —Teresa se inclinó hacia el taxista—. La luz está en verde, ¿por qué no avanzamos?
   El hombre se limitó a observarla por el espejo retrovisor.
   —Creo… que mejor me bajo acá —dijo Teresa y trató de abrir la puerta.
   Tardó un minuto en recordar que había puesto la traba. La quitó, lastimándose un dedo, y empujó la puerta hasta que consiguió abrirla. Apenas había puesto un pie fuera, cuando el auto se puso en marcha. Teresa logró volver a sentarse, pero la puerta golpeó varias veces antes de que pudiera cerrarla. El auto avanzaba a gran velocidad.
   —Pero ¿qué hace? ¡Casi me mata!
   Teresa se sacudía en el asiento trasero mientras el coche aceleraba en una avenida hecha autopista. La rapidez parecía irreal, así como que ya no hubiera semáforos ni nada que los detuviera.
   —¡Deténgase! ¡Por favor, pare!
   Pero el auto aceleraba cada vez más, hasta que los borrones a su alrededor hicieron que se sintiera mareada y tuviera que cerrar los ojos. El celular y la cartera habían quedado en el piso, y ella se aferraba al asiento con dedos sangrantes.
   La velocidad era tal que comenzó a sentir un pitido en los oídos. Y se descubrió a sí misma murmurando: por favor, por favor, pare.
   Lo hizo. Bruscamente. Teresa se golpeó contra el asiento delantero y quedó casi tirada en el hueco entre los asientos, con la cartera a su lado y el celular clavándosele en las costillas.
   Sintió que la puerta se abría, pero le costó mucho moverse. Se levantó de a poco, vio al conductor inmóvil en su lugar, y la puerta del pasajero levemente entornada. Se acercó a ella como pudo, sin dejar de observar las manos del taxista, por si arrancaba de vuelta.
   Salió del auto y por fin pudo suspirar, pero cuando levantó la vista, vio que estaba frente a su edificio. Se volvió, el taxi ya no estaba allí.
   Teresa miró desconcertada y dio vueltas sobre sí misma. Un hombre que pasó a su lado la observó con sospecha y se alejó lentamente. Teresa, lo siguió con la vista, extrañada, y estaba a punto de decir algo cuando escuchó que sonaba su celular.
   No había notado que lo tenía en la mano, lo abrió para contestar.
   —¿Señora Teresa Díaz? —dijo la voz del otro lado.
   —Sí… —contestó automáticamente Teresa.
   —La llamo de empresas «El taxi» para informarle que su auto llegará en tres minutos, aproximadamente a las 8.05. Lamentamos la demora.
   Teresa miró su reloj, eran las ocho, y dos minutos.


   Este cuento se publicó originalmente en el blog Hojas de cuentos, el cual estuvo activo durante varios años. Allí apareció en septiembre de 2010.


Este cuento forma parte del recorrido de la ventana, puedes acceder al siguiente a través de la palabra clave o desde aquí Recorrido_logo.



¿Te gustan los cuentos? ¿Te gusta la mitología?
¡Entonces te va a gustar este libro!

Tapa_cuentos_mitologicos
Consíguelo gratis al suscribirte a mi lista de correo.

Seguir leyendo...

La escritura y sus experimentos



   A mediados de este año te contaba sobre mi rutina de escritura, pero no todo es serio durante la creación, a veces se juega y otra se experimenta. ¿Quieres conocer algunos de mis experimentos de escritura?

Escritura_y_sus_experimentos
 

La escritura y la experimentación van de la mano

 
   Una de las partes más divertidas cuando uno hace algo que le gusta es probar cosas nuevas, ¿o no? Hay mucho para experimentar con la escritura: la trama, la ambientación, los personajes, el estilo, el narrador, la forma… Con esta nueva vida digital que tenemos, surgen otras áreas en las cuales bucear.
   Algunos de mis experimentos los había publicado en mi antiguo blog, Hojas de cuentos; aquí te hago un resumen.
    • Escritura_logoUn cuento escrito en partes y cada continuación dependía de los votos de la semana de los lectores sobre los caminos posibles. Un poco al estilo Elige tu propia aventura. Ese cuento no está disponible en este blog y no lo volví a intentar porque no tenía lectores; triste, pero cierto: cuando hago una encuesta, no vota nadie.
    • Mini-experimentos en una sección llamada «Miércoles de experimento» que no llegó ni a los dos meses de vida. Para recordarla, esto fue lo que intenté, en general con minicuentos:
      • Minicuento con texto adicional. Se leía de corrido, como cualquier cuento tradicional, pero cada tanto tenía un símbolo sobre el que aparecía texto adicional al posar el mouse y sumaba a la historia.
      • Minicuento con spoilers. Se leía de corrido, ya fuera con los spoilers o sin él. Obviamente, los spoilers ofrecían más información, que incluso podrían cambiar el sentido de la narración.
      • Minicuento con dos lecturas. Una lectura de corrido y otra según la regla: primero las palabras en negrita y luego las palabras subrayadas.
Tip: Tus experimentos de escritura no tienen que tener un resultado bueno o malo; valora tu esfuerzo.
      • Minicuento con una sola vocal. Pues eso, solo una vocal para toda la narración.
      • Minicuento solo con las letras de la palabra vampiro. Y fue una historia de vampiros.
      • Minicuento solo con palabras que empiecen con cada letra de Navidad y en ese orden. O sea: nuestro amor vivía, iluminaba días, aunque dolía.
      • Poesías encadenadas. No sé si realmente encadenadas, eran dos poemas individuales, uno al lado del otro, que se combinaban en un tercero si se leían las líneas de corrido.

La escritura en sí ya es experimentación. Twittea 
  
   En resumen, la escritura no siempre es seria, a veces es juegos, a veces es experimentación. No hace falta que salga algo de todo esto, aunque a veces sí generes ideas o algún recurso válido.
   ¿Alguna vez experimentaste con tu escritura? ¿Me cuentas alguno de tus experimentos?


¿Quieres empezar a escribir?
Conoce mi nuevo libro: ¿Quieres escribir una novela?
Quieres escribir una novela_Tapa

¿Quieres una muestra del primer capítulo del libro?
Consíguela gratis al suscribirte a mi lista de correo.

* indicates required



Sí, te estás suscribiendo a mi lista de mail, pero no te preocupes, yo también odio el spam. Además, puedes desuscribirte cuando quieras.
Si ya eres suscriptor, solo tienes que actualizar tus datos y elegir el regalo que quieras, ¡pueden ser todos!

Seguir leyendo...

10 sagas fantásticas con ángeles y demonios



   ¿Te gustan las sagas fantásticas con ángeles y demonios? ¡Y a quién no!
   Estos personajes los podemos encontrar en miles de relatos casi desde que el ser humano empezó a narrar historias. Y todavía son muy populares en la literatura de ficción, aquí te dejo un listado de las sagas fantásticas más conocidas con esos personajes.


Diez_sagas_fantasia_angeles_demonios
 

10 libros de fantasía sobre ángeles y demonios

 
   Para festejar la publicación de el primer libro de mi nueva saga fantástica sobre ángeles y demonios: Un último conflicto, me pareció oportuno recordar algunos de los mejores libros fantásticos con estos personajes. Aquí vamos:
 
    Saga Humo y hueso – Laini Taylor
       Un enfoque muy interesante sobre los ángeles y demonios y una historia de amor y guerra. Hay para todos los gustos. Se trata de una trilogía y es probable que llegue al cine pronto.
     
    Cazadores de sombras – Cassandra Clare
       Aquí tenemos a los hijos de los ángeles continuando su lucha contra los demonios. Además de una retorcida historia de amor. Al principio era una trilogía, pero luego se fueron agregando más libros. Llegó al cine y también tiene una serie.

    Oscuros – Lauren Kate
       Ya con ponerlo en la lista estoy haciendo un pequeño spoiler, porque recién después de leer bastante del libro sabemos que hay ángeles. Si no me equivoco, en principio eran cuatro libros, pero se agregaron algunos más. Es otra candidata a llegar a la gran pantalla.
     
    Hex hall – Rachel Hawkins
       En esta serie tenemos brujas y otros seres, pero no quiero contar mucho cuándo aparecen los demonios porque voy a seguir haciendo spoilers. Se trata de una trilogía muy amena.
     
    Demonios personales – Lisa Desrochers
    Libro_logo   Ángeles, demonios y triángulo amoroso. De esta serie solo leí el primero, pero creo que hay varios en español.

Tip: Lee diferentes libros sobre el mismo tema, te sorprenderán tanto las similitudes como las diferencias.

    Saga Hush Hush – Becca Fitzpatrick
       Una guerra entre ángeles y ángeles caídos. ¿Y acaso los demonios no son eso: ángeles caídos? Sí, sí, también está la historia de amor. La saga se compone de cuatro libros.
     
    Unearthly – Cynthia Hand
       Los ángeles siguen teniendo hijos, ¡o al menos eso recuerdo! Aquí también me quedé en el primer libro y se trata de una trilogía.

    Saga Ángeles caídos – Susan Ee
       Esta serie no la leí, pero trata de ángeles y el apocalipsis y la tengo en la mira. Es otra trilogía y también posible película en un futuro.
     
    Angel’s blood – Nalini Singh
       Más luchas entre ángeles y demonios, en tres capítulos. Sí, es otra trilogía y está terminada. No la leí, me parece que no está en español.

    Angelfire – Courtney Moulton
       En esta serie tenemos brujas y otros seres, pero no quiero contar mucho cuándo aparecen los demonios porque voy a seguir haciendo spoilers. Se trata de una trilogía muy amena.
     
Los ángeles y demonios están entre nosotros: sagas literarias para todos los gustos. Twittea 
  
   En resumen, los ángeles y demonios son un tema muy antiguo en la mitología humana y se pueden encontrar muchos libros de ficción sobre ellos. Si te interesa el tema, fíjate en esta lista de Goodreads que encontrarás todavía más títulos.  
   ¿Conocías todas estas sagas?
 
Si aún quieres más libros sobre ángeles y demonios,
te invito a conocer mi nuevo libro: Un último conflicto  
Un_ultimo_conflicto_Tapa
   

¿Quieres una muestra de los primeros capítulos del libro?
Consíguela gratis al suscribirte a mi lista de correo.

* indicates required



Sí, te estás suscribiendo a mi lista de mail, pero no te preocupes, yo también odio el spam. Además, puedes desuscribirte cuando quieras.
Si ya eres suscriptor, solo tienes que actualizar tus datos y elegir el regalo que quieras, ¡pueden ser todos!

Seguir leyendo...